Las cervezas artesanales en México

La cerveza “artesanal” no es otra cosa que cerveza, y más que una bebida, es un movimiento independiente que busca rescatar, interpretar y re-interpretar la diversidad de estilos que hay alrededor del mundo, y que ha habido alrededor del mundo. Se trata de desarrollar una “cultura cervecera” por la que se generen procesos innovadores y bebidas llenas de aromas, sabores e identidad.

 

El objetivo de las cervecerías “artesanales” es ampliar el abanico de opciones de los consumidores, para que así exista una cerveza adecuada para diferentes tipos de maridaje, clima y/o momento. Actualmente, estas cervecerías representan el .1% del mercado total en nuestro país, entre las que se encuentran un poco más de 600 proyectos cerveceros.

 

Las cervezas artesanales representan el .1% del mercado de cerveza en México

 

Baja California es la cuna de la cerveza “artesanal”, y esto se debe a la cercanía que tiene con Estados Unidos, de donde se importan los ingredientes necesarios para hacer cerveza con mayor facilidad, y además hay un constante intercambio de conocimiento y técnicas con los cerveceros de California.

 

La Ciudad de México, Michoacán, Jalisco y Nuevo León, son los estados que le siguen en cuanto a cantidad de cervecerías “artesanales”. Jalisco es el estado de mayor producción, seguido de Baja California y Nuevo León, mientras que los estilos que más se venden son Stout, Porter y Pale Ale.

 

 

La primera cerveza artesanal en México fue Cosaco, que nace en el 2001, después le sigue Minerva que fue fundada en el 2002; una de las marcas líderes gracias a su calidad y consistencia en su producto. Cabe destacar que Beer Factory fue el primer restaurante con su propia micro cervecería y comenzó sus operaciones en 1997.

 

Las cerveceras artesanales afiliadas a Cerveceros de México son: Allende, Beer Factory, Calavera, Cinco de Mayo, Ceiba, Concordia, Colima, Casa Cervecera Cru Cru, Fortuna, La Silla, La Patrona, Minerva, y Nevado.

Compartir:
Publica tu comentario

X