#LugaresCerveceros: Trappist, de Bélgica a México

 

Se le llama cerveza trapense a aquellas que se elaboran en monasterios trapenses, lugares en los que monjes de la orden monástica católica conocida como la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia se han dedicado a perfeccionar deliciosas botellas por más de 200 años.

 

La mayoría de estos monasterios se encuentran en Bélgica, pero también hay algunos en Holanda, Austria, Italia y Estados Unidos, por lo que la producción de la cerveza trapense es escasa en todo el mundo. Y si bien hay marcas que se pueden conseguir en todo el globo, la producción de los más de 70 monasterios no supera el millón de hectolitros anuales.

 

 

De ahí proviene el nombre de El Trappist, un espacio en la Colonia Roma en el que además de poder conseguir un par de etiquetas trapenses, también podrás probar algunas de las marcas nacionales e internacionales más ricas. Es un pequeño lugar dedicado a la promoción de la cultura cervecera en la Ciudad de México, en el que no sólo te darán una carta cervecera para que elijas, sino en el que si lo pides, te explicarán todo lo que hay detrás de un estilo y/o etiqueta.

 

Desde la iluminación, hasta sus mesas y sillas de madera, el Trappist es un lugar que evoca un monasterio antiguo, en el que los monjes son expertos en cerveza, y en el que no tendrás que rezar para poder probar una cerveza.

 

 

 

Además, todas las semanas hay promociones, presentaciones, y una carta con maridajes botaneros deliciosos. ¿Cómo suena una cerveza de mole con un maridaje de tapas de jamón serrano para negra?, ¿o qué tal una stout con waffles de arándano y mini-banderillas belgas?, pues eso son sólo un par de ejemplos de lo que podrás encontrar.

 

Dirección: Álvaro Obregón #298, Colonia Roma, Ciudad de México
http://www.eltrappist.com/

Compartir:
Publica tu comentario

X