Img_nota

#MitosCerveceros: Las cervezas con más de 100 IBU


IBU (o International Bitterness Units por sus siglas en inglés), es la unidad que se utiliza para medir el grado de amargor en una cerveza. Dependiendo de la cantidad de humulona y de los iso alfa ácidos que se desprenden de ésta, se le designa una medida en IBUs.

 

La humulona es un iso alfa ácido que se encuentra en los lúpulos, que una vez que se agrega al mosto, le proporciona ciertos sabores y aromas característicos a la cerveza.

 

 

La concentración de estos iso alfa ácidos, está relacionada directamente con la amargura de la cerveza; entre más lúpulos se agreguen, más iso alfa ácidos tendrá, y entre más iso alfa ácidos, más grande será el número que se le designe al IBU.

 

Dependiendo del estilo, las cervezas pueden tener entre 10 y 100 IBUs, y a pesar de que muchos cerveceros suelen anunciar IPAs de 140 IBUs, hay razones químicas por la que esto es imposible.

 

 

La solubilidad es una unidad de medida que indica qué tanto de otro químico le puedes agregar de volumen de un solvente. El solvente en este caso es la cerveza, en específico, el mosto antes de la fermentación. Resulta que los iso alfa ácidos son poco solventes, lo que significa que no importa si le agregas demasiados lúpulos a una cerveza, sólo se disolverá una cantidad limitada de estos, lo que restringe químicamente la cantidad de IBUs que puede tener una cerveza. El límite químico es de 100 IBUs, sin importar cuánto lúpulo se le agregue.

 

Así que la próxima vez que veas una cerveza que anuncia que tiene más de 100 IBUs, puedes desmentir el mito.

Compartir:

NOTAS RELACIONADAS