Img_nota

#MitosCerveceros: La cerveza debe ser siempre amarga


A pesar de que uno de los propósitos del lúpulo, uno de los ingredientes esenciales de la cerveza, es darle amargor a la cerveza, no todos los estilos cerveceros están obligados a serlo. De hecho, estilos como Kriek o Gueuze, tienen sabores más ácidos y dulces.

 

 

 

 

En un principio, la cerveza fue concebida como una bebida dulce, ya que tanto la levadura, como el proceso de remojado y cocción de la malta era muy diferente. Debido a que el lúpulo aún no era un ingrediente común en la elaboración cervecera, se usaba gruit, una combinación de hierbas que hacían que la cerveza fuera tuviera un sabor especiado y herbal.

 

 

 

No fue sino hasta 1842 que el lúpulo se empezó a popularizar como ingrediente cervecero y eventualmente sería el estándar que definiría el estereotipo del sabor de la bebida.

 

Así que ya sabes, la cerveza no siempre tiene que ser amarga, pero asegúrate por tu cuenta y seguramente te enamorarás de alguna ceerveza lámbica sin que te des cuenta.

Compartir:

NOTAS RELACIONADAS