Img_nota

#MitosCerveceros: La Cerveza Muerta


Por lo general, la cerveza se sirve fría, casi helada, y los mexicanos conocemos éste concepto como “Cerveza Muerta“, una expresión que al escucharla, nos imaginamos una botella rodeada de pequeños restos de hielo del congelador. Y es así nos han enseñado a tomar cerveza; casi congelada, pero desgraciadamente esta no es la mejor manera de disfrutar una cerveza.

 

Si lo que quieres es refrescarte, y sentir la sensación helada en tu garganta, entonces sí, mete tu cerveza favorita al congelador y déjala ahí un rato, para que después la disfrutes bien “muerta”, pero su lo que buscas es disfrutar una cerveza por su sabor, sensación en tu gusto, su aroma y sus ingredientes, entonces tendrás que cuidar mucho la temperatura a la que sirves tu cerveza.

 

 

Dependiendo del estilo que quieras tomar, la temperatura a la que sirves tu cerveza varia, ya que dependiendo de ésta, muchas sensaciones en tus papilas gustativas pueden atrofiarse, o realzarse. A pesar de que puede sonar raro, las cervezas tibias conservan mucho mejor sus propiedades, ya que el frío hace que nuestra lengua no perciba ciertos sabores.

 

A continuación te dejamos la temperatura perfecta a la que los diferentes estilos de cervezas se deben servir, y si bien no es una obligación, te recomendamos que pruebes alguno de éstos estilos a estas temperaturas, para que así veas la diferencia que hace.

 

 

Lagers: de 2 a 4°C

Pilsners y Kölsch: 4–7°C

IPAs, Pale Ales, Porters y Stouts: 7–10°C

Ales y Bocks: 10–13°C

Imperial Stouts y  Doppelbocks: 13–16°C

Compartir:

NOTAS RELACIONADAS