Img_nota

Las cervezas pre-prohibición


De 1920 a 1933, la producción, importación, transportación y venta de alcohol fue prohibida en Estados Unidos. Este periodo de más una década, cambió la manera en la que se hacía cerveza, ya que tanto los ingredientes, así como los métodos de preparación sufrieron una transformación. De acuerdo a la Guía de Estilos del BJCP, existen dos estilos que sufrieron cambios considerables: las Lager y las Porter.

 

Derrame de cerveza de contrabando

 

En el caso de las Lager, el cambio fue en torno al amargor, ya que previo a la prohibición éstas cervezas solían tener un mayor nivel de amargor, y no sólo eso, también tenían un perfil de sabor más robusto. Su sabor solía ser un poco más dulce y evocaba al del maíz.

 

Su historia se remonta a los inmigrantes alemanes, quienes al llegar a Estados Unidos, comenzaron a producir cerveza con los procesos tradicionales de su país, incluyendo levadura alemana, pero con lúpulos y maltas de Estados Unidos. Tras la prohibición, el estilo y el proceso por el que se hacía murió, y no fue hasta principios de los 90, que algunas cervecerías artesanales, comenzaron a revivirlo.

 

Botellas de cerveza Pre-Prohibición de las Cervecerías Pabst y Schlitz en Estados Unidos

 

Por otro lado, las Porter solían tener un sabor mucho más centrado en la malta, con niveles bajos de chocolate, caramelo y notas tostadas. A pesar del uso de lúpulos estadounidenses, el amargor de éstas cervezas solía ser mínimo, y su retrogusto solía ser seco.

 

Cervezas Budweiser con recetas Pre-Prohibición hechas en 2017

 

El estilo se empezó a producir en Filadelfia durante el periodo de la revolución de Estados Unidos, y ganó bastante popularidad en los estados de Nueva York, Maryland, Nueva Jersey, y Virginia del Oeste. Lo más curioso de éstas Porter fue que eran las favoritas de George Washington, el primer Presidente de Estados Unidos.

Compartir:

NOTAS RELACIONADAS