Img_nota

¿Qué tan importante es el lugar en donde se hace la cerveza?


Bruselas y Brujas en Bélgica, Pilsen en República Checa, Londres en Inglaterra, Dublín en Irlanda, Moscú en Rusia, Munich en Alemania, y Copenhagen en Dinamarca son sólo algunas de las ciudades mundialmente famosas por sus cervezas, y su ubicación no es coincidencia, muchas veces el lugar en donde se produce la cerveza afecta su sabor, tanto por la calidad de sus ingredientes, así como por su clima e inclusive su geología.

 

Pensemos en el amargor de una IPA Inglesa, en una Pilsner de República Checa, o la Oscura Stout Irlandesa; todos estos tipos de cervezas no sabrían igual sino hubieran sido producidas en sus países de origen. Pero, ¿qué es exactamente lo que afecta?

 

Vasos de Cerveza en Bruselas, Bélgica

 

La respuesta es complicada ya que tiene que ver con muchos aspectos climáticos, agrícolas e inclusive económicos, pero hay una razón geológica que afecta el sabor de una cerveza. Al ser 90% agua, el lugar de donde se extrae ésta influye mucho a su sabor, ya que el agua contiene muchos minerales disueltos, principalmente el calcio, magnesio y potasio, elementos que afectan a la producción de cerveza de manera crítica. El calcio por ejemplo, ayuda a que la levadura funcione correctamente.

 

Los lugares con agua más suave, es decir con menos pH, tienden a producir cervezas lagers, mientras que los lugares que tienen un poco más de minerales diluidos, tienden a producir cervezas ale y amargas.

 

Cerveza Stout

 

Actualmente las cervecerías filtran su agua con varios procesos, aplican ósmosis inversa y en general ‘limpian’ su agua para luego ‘reconstruirla’. Ya no es tan relevante el agua local como lo fue hace uno o dos siglos. La Cervecería de Colima por ejemplo, sí usa agua de pozo, pero no todas las cervecerías lo requieren.

Compartir:

NOTAS RELACIONADAS