Img_nota

#LaCervezaLaHacemosTodos: Concordia de Tizayuca, Hidalgo


La agroindustria cervecera mexicana es parte esencial de nuestras actividades económicas y culturales. Su importancia impacta a todo el territorio nacional; de Baja California a Quintana Roo, pasando por Zacatecas, Guadalajara y la Ciudad de México. En cada localidad hay una historia de esfuerzo que nos enorgullece.

 

Queremos compartirte la historia de nuestros afiliados y cómo es que ellos nos ayudan a generar un importante impacto en las localidades en donde se encuentran.

 

En esta ocasión te compartimos la historia de la Cervecería Concordia con ayuda de su fundador: David González.

 

Origen

La cerveza representa muchas cosas; pasión, trabajo, esfuerzo e incluso un sueño, y es justamente esto último lo que significa para David González, el fundador de la Cervecería Concordia.

 

El fundador de la Cervecería Concordia: David González.

 

Todo empezó cuando David decidió salirse de su trabajo en una consultoría para empezar su propio negocio. Su sueño era abrir una cervecería, pero sus conocimientos cerveceros no se extendían a su producción, así que se acercó a José Aguilar, un maestro cervecero que había conocido previamente, y su ilusión de empezar una cervecería se concretó.

 

El plan era poner la cervecería en la Ciudad de México, pero al ver que el mercado estaba saturado, decidieron que lo mejor era instalarse a las afueras de la ciudad. Específicamente en una ex hacienda en Tizayuca, Hidalgo que le pertenecía a la familia de David.

 

Nombre

 

El siguiente paso fue elegir el nombre. “Concordia hace referencia a un estado de armonía y unión”, nos cuenta David González, “la cerveza es un medio de convivencia que une a la gente y eso lo teníamos muy en mente cuando decidimos bautizar a nuestra cervecería”.

 

José Aguilar, el maestro cervecero de la Cervecería Concordia. 

 

La idea detrás del nombre fue de José Aguilar, quien después de escuchar los planes de David, se unió como socio fundador y también como la mente detrás de las recetas cerveceras de Concordia.

 

Ya con un nombre y un espacio, Concordia comenzó operaciones en 2014.

 

Crecimiento y portafolio

La Cervecería Concordia empezó producción con 5 cinco personas; a lo largo de poco más de un lustro se han ido sumando más integrantes a su equipo, primero en puestos administrativos y después, una vez que abrieron un restaurante, a la cocina y al servicio al cliente. Actualmente son 26 quienes conforman el equipo de trabajo de la cervecería.

 

El portafolio de la cervecería está compuesto por seis cervezas. 

 

Su primera cerveza fue Ángel Caído, una hidromiel que ha sido premiada en más de una ocasión y que actualmente forma parte de un portafolio de seis cervezas:

• Session IPA
• Zafra
• Lager Clara
• Lager Oscura
• Dry Stout
• Ángel Caído

“A mí me gusta mucho la Session IPA”, asegura David, “es una cerveza refrescante, frutal y no como es de sesión no es muy amarga. Tiene notas distintivas que la hacen muy especial”.

 

Logros

El éxito es relativo, para algunos significa ventas, para otros premios, pero para Concordia es ser auténtico.

 

La autenticidad es uno de los logros más importantes de la Cervecería Concordia. 

 

“El tener un buen equipo y un crecimiento sostenido es nuestro mayor logro”, dice con orgullo David: “nuestro equipo es muy sólido y cuando tienes personas confiables a tu lado, los resultados llegan; se mejora la calidad de los productos, el servicio y la atención a los clientes. Nuestro trabajo en equipo es el sello distintivo de Cervecería Concordia”.

 

¿Qué caracteriza a la Cervecería Concordia?

 

• Calidad
• Colaboración
• Esfuerzo

 

Impacto local

 

La agroindustria cervecera mexicana tiene un impacto cultural y económico muy grande en nuestro país. Alrededor de todas las cervecerías mexicanas se forman cadenas de valor que tienen un impacto local que suma a su entorno y  en elcaso de la Cervecería Concordia no es la excepción.

 

El poblado de Tizayuca en Hidalgo se transformó después de que la Cervecería Concordia abriera sus puertas. Se convirtió en un punto de reunión que genera movimiento social y económico.

 

Todos los que están detrás de la Cervecería Concordia sin parte del cambio local de Tizayuca, Hidalgo.

 

“El cambio local, por más pequeño que sea, tiene un impacto que va sumando. Poco a poco, cientos de cambios locales logran un gran cambio a gran escala”, dice con orgullo David. “Si Concordia crece también lo hace nuestra comunidad; generamos más empleos, generamos más espacios sociales y al final las pequeñas empresas vamos haciendo una diferencia significativa”, agrega.

 

Futuro

El 2020 trajo consigo muchos retos, sobre todo a los negocios locales, pero Cervecería Concordia no perdió la fe: “Al cerrar los bares y restaurantes perdimos el 80% de nuestras ventas, afortunadamente ya habíamos abierto canales de venta en línea, entonces nos enfocamos en ellos y eso nos ayudó a sobrevivir”, explica David.

 

La Cervecería Concordia seguirá creciendo localmente. 

 

Si bien la perspectiva de Concordia cambió hacia lo digital, el incremento en su impacto local es uno de sus planes a futuro. “Mi enfoque de venta fue la Ciudad de México, pero nos dimos cuenta que es un mercado en el que te puedes perder. Es difícil crear una identidad en un mercado tan grande cuando eres una empresa pequeña”, reflexiona el director de la cervecería. “Por eso cambiamos de estrategia y empezamos a enfocarnos en el mercado local; queremos crecer a Tecámac y Pachuca”, concluye.

 

La historia de David González y la Cervecería Concordia es sólo una de las miles que existen alrededor de la cerveza. Son propuestas que demuestran cómo una cervecería puede ser un gran motor económico para una comunidad.

Compartir:

NOTAS RELACIONADAS