Img_nota

#PodemosSerloTodo: Amariliz García de HEINEKEN México


Durante el mes de marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer, cambiamos nuestra identidad a Cerveceras de México, con el objetivo de dar a conocer y reconocer la dedicación de las miles de mujeres que forman parte de la agroindustria cervecera mexicana.

En Monterrey existe una larga historia cervecera, HEINEKEN México ha estado presente en los momentos clave del desarrollo cultural y económico del estado. Esta influencia fue clave para que Amariliz García, actual Gerente de envasado de HEINEKEN México, quisiera formar parte de esta empresa desde sus estudios universitarios.

“Pasaba por la avenida Alfonso Reyes, cuando iba camino a mi Universidad, la Autónoma de Nuevo León, en donde se encontraba la planta de HEINEKEN México, y soñaba con trabajar en la cervecería”, recuerda Amariliz. “Cada que la veía me ponía la meta de estudiar mucho para poder hacer mis prácticas profesionales dentro de la empresa”.

 

Amariliz García, actual Gerente de envasado de HEINEKEN México.

 

En 2004 lograría su meta, al realizar sus prácticas profesionales en HEINEKEN México, pero sería hasta el 2012 cuando empezaría su carrera formal como Coordinadora de Calidad y Envasado en Monterrey. Un año después ascendería a Jefa de Envasado de la misma planta en Nuevo León; posteriormente, en el 2015, se convertiría en Jefa de Planta. En el 2021 su carrera profesional la llevaría a la Planta de Toluca en el Estado de México para convertirse en la Gerente de Envasado, su actual puesto.

Para Amariliz, su carrera es un orgullo, pero también es una gran responsabilidad. Al ser una de las primeras mujeres en la parte de operación y envasado, todos los días son un reto, ya que busca ser una inspiración para otras mujeres.

“Fui la primera, pero no voy a ser la única, ni la última mujer. En los últimos años se ha visto un cambio significativo. Se han establecido objetivos para desarrollar y posicionar a mujeres en puestos de liderazgo y esquemas diferenciados de trabajo y estilos de vida”, dice con orgullo Amariliz, “en HEINEKEN México estamos trabajando para seguir impulsando una cultura inclusiva. Esto remarca el compromiso de nuestra industria por crear ambientes laborales diversos, de respeto y de reconocimiento de las diferencias”.

La diversidad y la inclusión han abierto muchas oportunidades en la agroindustria cervecera; el caso de Amariliz es sólo uno de muchos que se han dado en años recientes.

“Una organización diversa e inclusiva es más fuerte porque está asociada con la parte de innovación, creatividad y con diferentes formas de pensar”, reflexiona la Gerente de Envasado, “esto en consecuencia abre una gama muy amplia de perspectivas. Tenemos diferentes capacidades y todas suman a nuestro entorno laboral y a nuestros clientes”.

A lo largo de un poco más de una década de carrera en la agroindustria cervecera, la huella que deja Amariliz se escribe con cada decisión que toma dentro de la empresa a la que pertenece.

 

 

“El legado que quiero dejar en la agroindustria cervecera está vinculado a mis acciones y cómo a través de ellas puedo inspirar a otras mujeres a creer en sí mismas y atreverse a explorar este tipo de sectores que en nuestro país están pensados como exclusivos para hombres”, asegura con determinación. “A las mujeres que quieren pertenecer a esta industria les digo que tienen que creer en sí mismas y en sus capacidades. La agroindustria cervecera se está transformando y está apostando por la diversidad mucho más que en el pasado”.

El trabajo de Amariliz le ha permitido darse cuenta que ella lo puede ser todo, sobre todo cuando se suman más mujeres a la agroindustria cervecera. “Todos los días tenemos que decirnos a nosotras mismas que podemos serlo todo. Las mujeres siguen rompiendo paradigmas porque siempre podemos serlo todo. Tenemos que confiar en nosotras y actuar en consecuencia.

Sigue el hashtag #PodemosSerloTodo para conocer más historias de mujeres en la agroindsutria cervecera mexicana.

Compartir:

NOTAS RELACIONADAS