Img_nota

#PodemosSerloTodo: Rebeca Balderas, Co-Fundadora de Casa Cervecera Cru-Cru


Durante el mes de marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer, cambiamos nuestra identidad a Cerveceras de México, con el objetivo de dar a conocer y destacar la dedicación de las miles de mujeres que forman parte de la agroindustria cervecera mexicana.

Rebeca Balderas es una de las fundadoras de la Casa Cervecera Cru-Cru. Su historia en la agroindustria cervecera mexicana comenzó  junto a la de Luis Enrique de la Reguera y José Arango, quienes decidieron abrir su propia cervecería en la Ciudad de México en el 2014.

 

Rebeca Balderas, la Co-Fundadora de Casa Cervecera Cru-Cru. 

 

“Queríamos tener nuestra propia empresa; algo que fuera nuestro, y nos pareció buena idea incursionar en el mundo de la cerveza. Pépe nos invitó a hacer cerveza en su casa, en donde tenía un equipo que él mismo había diseñado. El proceso nos dejó sorprendidos. ¿Cómo con unos granos, agua y una olla, podías obtener una cerveza para disfrutar con tus amigos?”, recuerda Rebeca.

Casa Cervecera Cru-Cru nació en la Colonia Narvarte y conforme fueron creciendo, su espacio fue cambiando de locación. Actualmente están ubicados en el Barrio de la Romita, un espacio en la Colonia Roma con una historia que data desde la colonia española.

En 2021, la Casa Cervecera Cru-Cru cumple siete años y dentro de su historia hay muchos logros. Medallas y reconocimientos que han hecho que la cervecería sea reconocida en todo el país, pero el que más recuerda la co-fundadora es cuando pudo probar una de sus cervezas fuera de su planta.

“Un momento muy importante para mí fue cuando probé una de las cervezas en un restaurante. Me di cuenta que un producto que nosotros habíamos hecho estaba disponible, y que  la gente podía degustar nuestras cervezas fuera de nuestra familia y amigos”, relata.

 

 

Fue en ese momento en el que Rebeca se dio cuenta de lo que quería dejar cómo legado dentro de la agroindustria cervecera mexicana: la cultura cervecera.  “Me gustaría que más personas se tomaran una cerveza más allá del hecho de disfrutarla y de compartir con los amigos. Quiero que entiendan de donde viene y todo el trabajo que hay detrás de esa cerveza que se están tomando”, dice con orgullo.

Acerca de la inclusión y la diversidad dentro de la agroindustria cervecera, Rebeca recuerda cuando entró al mundo cervecero y comenta: “Se nota la presencia de más mujeres en el mundo cervecero. Hace siete años se sentía un poco más exclusivo de hombres, pero con el tiempo he conocido a más mujeres en posiciones clave”.

Las oportunidades laborales para las mujeres dentro de la agroindustria cervecera se abren más gracias a los cambios a favor dela inclusión y la equidad. “La agroindustria cervecera mexicana es una industria de la que se puede aprender mucho. Yo les diría a todas las mujeres que quieren formar parte de ella que aprovechen todas las oportunidades que se presenten. Es una industria muy desafiante y muy apasionante”, explica.

Los retos que se le han presentado a Rebeca desde que es parte de la agroindustria cervecera mexicana le han hecho darse cuenta que ella puede serlo todo. “Cuando empezamos con la cervecería no teníamos equipo especializado, no teníamos personal y nos tocaba hacer de todo: ayudar en la producción, cargar barriles y hablar con clientes. Aprendí mucho y me di cuenta de que podía serlo todo”.

Sigue el hashtag #PodemosSerloTodo para conocer más historias de mujeres en la agroindustria cervecera mexicana.

Compartir:

NOTAS RELACIONADAS