Cervezas frías

Cómo se debe enfriar una cerveza

Seguramente recuerdas algunas de estas maneras coloquiales de llamarle a una cerveza bien enfriada, como “bien sudada” o “en su punto”. Definitivamente la temperatura tiene un impacto sobre el sabor, la textura, el aroma y la carbonatación de la cerveza. Sin embargo, la temperatura correcta para servirla depende –además de otras variables– del estilo cervecero.

La primera recomendación antes de saber cómo enfriar tu cerveza es lavar la botella o lata y verificar su fecha de caducidad. Para aclarar tus dudas sobre este tema, te compartimos algunos consejos para enfriar correctamente tu cerveza favorita.

Evita que se congele

A diferencia de los alimentos, en el caso de la cerveza la velocidad de enfriamiento no es una variable que deba preocupar. No obstante, es recomendable evitar que se congele, pues esto puede romper la botella o la lata al aumentar el volumen dentro de éstas.

Aléjala de la luz

Lo más importante a cuidar es que a la cerveza no le dé la luz solar directa o luz de bulbos fluorescentes que emiten una longitud de onda entre 350-500 nm. De lo contrario, se produce el defecto conocido como azorrillamiento o “light struck”, pues la luz reacciona con los ácidos alfa de los lúpulos.

Cerveza caliente

Enfriar de acuerdo al estilo cervecero

Lo deseado es que la cerveza llegue a su temperatura ideal de acuerdo con el estilo cervecero y servirla en su vaso correcto para apreciar todos sus atributos. Estas son las temperaturas ideales para distintos estilos de cerveza:

> Lagers pálidas como Pilsner (3-7°C)

> Lagers oscuras como Schwarzbier (7-10°C)

> Lagers americanas incluyendo lights (3-4°C)

> Cervezas de trigo (4-10°C)

> Pale Ales Americanas e IPA (7-10°C)

> Cream y Blond Ales (4-7°C)

> Stout Nitrogenada (4-7°C)

Porter y Stout (7-13°C)

> Cervezas Belgas Pálidas (4-7°C)

Dubbel (10-13°C)

> Cervezas lámbicas (4-10°C)

Estilos cervecerosComo último consejo es importante mencionar que servir una cerveza a menos de 3°C permite la retención de aromas en función de una liberación restringida de CO2 por la temperatura, pero disminuye la percepción de sabor. Ahora sí, disfruta de una cerveza en su punto.

Compartir:
Publica tu comentario

X