Cerveceras de México

Cerveceras de México, un reconocimiento a las mujeres que forman parte de la agroindustria cervecera

La cerveza es cosa de mujeres. Y no hablamos del año 2022 ni del presente siglo. Ni siquiera del siglo anterior. La cerveza es cosa de mujeres desde hace miles de años. Por eso, en el Día Internacional de la Mujer cambiamos nuestra identidad por Cerveceras de México para reconocer la labor y esfuerzo de todas las mujeres que forman parte de la industria cervecera.

Las Cerveceras de México (y el mundo) somos poderosas, capaces, valientes, y sobre todo somos equipo. Aprendemos, compartimos y unidas creamos más oportunidades, siempre con respeto para todas y todos. Somos inspiración.

En El libro de la cerveza mexicana se narra que desde sus orígenes, las mujeres han estado relacionadas con la producción de cerveza. La historia lo registra desde la antigua Mesopotamia, hace alrededor de seis mil años.

La mujer en la historia de la cerveza

En Sumeria, en donde el pan y la cerveza, eran la base alimenticia, su elaboración era considerada un ritual. Mientras que en Egipto, la diosa Hathor, diosa del amor, fertilidad y música, también fue llamada “la inventora de la elaboración de cerveza”.

Por su parte, en la Europa medieval, las mujeres siguieron elaborando cerveza como ocurría en la antigua Mesopotamia y Egipto. La bebida continuó siendo pieza clave en la dieta de la sociedad de la época. En Inglaterra, las mujeres encargadas de la elaboración de la cerveza en casa eran llamadas “Ale Wives”, “Ale Wife” o “Brewsters”.

Cerveceras de México

Mujeres orgullosamente cerveceras.

Pasión por la cerveza

Pero más allá de las referencias históricas, las mujeres han estado presentes en la elaboración de cerveza desde el inicio de la civilización. Y hoy más que nunca su involucramiento en la agroindustria cervecera es evidente y necesario.

Hablamos de maestras cerveceras, gerentes de producción, publicistas, encargadas de control de calidad, directoras, transportistas, embotelladoras, diseñadoras gráficas, y consumidoras… Hablamos, finalmente, de mujeres orgullosamente cerveceras.

Compartir:
Publica tu comentario

X