Mujer maltas cerveza

¿Cómo ser una Maestra Cervecera en México?

El rol de la mujer dentro de la historia de la cerveza ha sido fundamental a lo largo de los años. Hoy en día, las mujeres forman parte esencial de la agroindustria cervecera mexicana, fortalecen la cadena de valor y enorgullecen a nuestro país. Si te interesa convertirte en maestra cervecera, queremos compartirte consejos e información por parte de quienes dominan el campo para que puedas comenzar tu camino y entender cómo ser una Maestra Cervecera en México.

¿Qué tipo de formación se necesita para llegar a ser maestra cervecera en México?

Es positivo poseer conocimientos de química, bioquímica, biología, microbiología, física, matemáticas, enzimología, administración y finanzas. Las maestras cerveceras son ingenieras en alimentos, químicas en alimentos, ingenieras bioquímicas y químicas.

Mujer con lúpulo para cerveza¿Cuántos años de experiencia se necesitan para convertirse en maestra cervecera?

Cinco años de experiencia es la media. Lo ideal es que haya sido homebrewer para aprender bien de las exigencias del proceso básico, hasta un recorrido formal en cervecería, pasando por cervecera, head brewer y finalmente maestra cervecera. Se recomienda acercarse a cervecerías, universidades involucradas, competencias cerveceras, cursos y diplomados que nos acerquen al medio.

Conoce a estas tres inspiradoras maestras cerveceras mexicanas.

Mujer cata de cervezas

¿Qué elementos debe tener en cuenta alguien que busca convertirse en maestra cervecera?

En primer lugar, atreverse a ser una maestra cervecera. Es una actividad integral que nos permite desarrollarnos como personas en el ámbito personal y profesional, estudiar, leer mucho del tema y practicar. Ya que a partir de esto podemos desarrollar cualquier cosa que nos propongamos. Tener iniciativa, curiosidad, gusto por el trabajo en equipo, por la ciencia y la tecnología.

Una maestra cervecera participa en todas las actividades de la cadena de valor. Desde la selección, adquisición y verificación de la calidad de las materias primas, el diseño de la receta, la correcta ejecución del mosto, hasta el acompañamiento durante el proceso fermentativo, el envasado y la logística de distribución. Todo esto para lograr un producto de calidad.

Compartir:
Publica tu comentario

X